CURAVACAS AGOSTO 2012- 2.524 M. MONTAÑA PALENTINA

Escrito por sensacionesenlacima 21-08-2012 en General. Comentarios (2)

 

 

CURAVACAS AGOSTO 2012 – 2.524 m.

(Por la cara sur)

 

19/08//2012

 

 

Partimos de Cervera a las  7 ¼  dirección Vidrieros desde donde iniciamos la marcha a las 8 ¼  Estuvimos una hora en la cima y regresamos a las 3 de la tarde

 

El ascenso si se está un poco preparado físicamente en este tiempo no es difícil, siempre hay que tener en cuenta el desnivel hasta alcanzar los 2.524 m. de la cima.

 

Montañeros: Marisol, María José y Teo, 

 

 

SENSACIONES EN LA CIMA

 

http://sensacionesenlacima.blogdiario.com/img/curav163012.jpg 

Nos sentamos para comer nuestras viandas y mientras tanto, un pájaro se acerca, se acerca más, camina, salta, se ufana, la comunicación es simple, tengo hambre, dadme migas y podréis contemplar toda mi belleza; gorjea, es gracioso, 

            El pájaro es un "acentor alpino" , gracias a nuestro amigo Carlos                  

 

 

  CURAVACAS AGOSTO 2012 – 2.524 m.

(Por la cara sur)

 

 

         Son las ocho y cuarto de la mañana. Corre un aire fresco, agradable. Iniciamos la marcha desde el pueblo de Vidrieros por un camino paralelo al río Cabriles entre robles, hayas, avellanos y abedules. Conforme avanzamos el sendero es más pedregoso y requiere mayor esfuerzo. Paramos por primera vez en una campa para aligerarnos de ropa y contemplar desde la distancia a su majestad el Pico Curavacas. La naturaleza ha sido generosa con estas tierras de la montaña palentina. Miramos hacia  arriba, nos recreamos, parece una catedral natural de color verde oscuro, grandiosa, iluminada por los primeros rayos del sol, con sus agujas, picachos moldeados por las fuerzas de la erosión y protegida por la mano rocosa de Dios que con sus dedos apuntan al cielo azul.

         Reiniciamos la marcha tratando de evitar la pedrera, nos dirigimos a la derecha, como si quisiéramos subir al pico Hospital, pero sin perder de vista a la vía del Callejón Grande. Marisol, que en días pasados había subido al Espi, marca el paso como una gran montañera y sigue los hitos entre la hierba cervuna. Mª José y yo la seguimos. La ilusión nos acompaña y el esfuerzo no nos supone gran desgaste de  energía, nos parece que el Curavacas no es una montaña escarpada que implique gran dificultad, muy distinto es en la época invernal.

         Por el Callejo Grande bajan otros montañeros más madrugadores, entre ellos nuestros amigos Luis, Javi y Gustavo con los que compartimos nuestras experiencias. Seguimos avanzando, a nuestra izquierda la mano rocosa de Dios; trepamos sin gran dificultad por un paso de rocas conglomeradas que nos llevan a la vista del paisaje de Pineda y pasamos a la cara norte, tres minutos más y Marisol alcanza la cumbre.

 El esfuerzo, la ilusión de estar en la cima deja una  profunda huella de bienestar. Estás en la cima y siempre sientes y descubres algo diferente, interesante, ya que el interés paisajístico es inigualable. Es  un tesoro natural salpicado de cimas emblemáticas, como los Picos de Europa, el Espiqüete, Pico Murcia, Peña Prieta… abajo, el lago Curavacas de origen glaciar. No podemos dejar de inmortalizar en nuestras cámaras el momento mágico, hemos zarandeado al cencerro y han llegado otros montañeros del grupo de Montaña Peña Cuadrada de Igollo con los que charlamos. Nos sentimos relajados,  trasportados ante este entorno privilegiado. Nos sentamos para comer nuestras viandas y mientras tanto, un pájaro se acerca, se acerca más, camina, salta, se ufana, la comunicación es simple, tengo hambre, dadme migas y podréis contemplar toda mi belleza; gorjea, es gracioso, se eleva en forma de pose, Mª José y yo le bombardeamos con nuestra cámara, su pico cónico, plumaje marrón y blanco, diría que es un tordo. Una hora en la cima y después, la trepidante bajada por la pedrera.

Gracias a la aportación de Maria José y de Carlos, todo un estudioso de los pájaros, hemos avanzado en el nombre de nuestro "pajarito". Maria José aportó que podría ser un "gorrión alpino" y Carlos nos comenta que efectivamente el gorrión alpino campa por esas alturas, pero que es un "acentor alpino", olvidamos lo del tordo que lo puse yo como un gran pardillo. 

 

 

 

 

 

http://sensacionesenlacima.blogdiario.com/img/curav201210.jpg  

 

 

 

tres minutos más y Marisol alcanza la cumbre del Curavacas 

 

http://sensacionesenlacima.blogdiario.com/img/curav122012.jpg 

 

 

Cima Curavacas 2.524 m al fondo el Espiguete

 

http://sensacionesenlacima.blogdiario.com/img/curav112012.jpg 

 

Cima Curavacas 2.524 m un cielo azul intenso

 Estás en la cima y siempre sientes y descubres algo diferente, interesante, ya que el interés paisajístico es inigualable.

 

http://sensacionesenlacima.blogdiario.com/img/curav13.jpg 

 

Los tres montañeros en la cima del Curavacas al fondo el Espigüete 

 El esfuerzo, la ilusión de estar en la cima deja una  profunda huella de bienestar.

 

 

http://sensacionesenlacima.blogdiario.com/img/curav142012.jpg 

 hemos zarandeado al cencerro

 

http://sensacionesenlacima.blogdiario.com/img/curav26.jpg 

 

 Es  un tesoro natural salpicado de cimas emblemáticas, como los Picos de Europa, el Espiqüete

 

http://sensacionesenlacima.blogdiario.com/img/curav152012.jpg 

 

han llegado otros montañeros del grupo de Montaña Peña Cuadrada de Igollo con los que charlamos.

 

http://sensacionesenlacima.blogdiario.com/img/curav17.jpg 

 

abajo, el lago Curavacas de origen glaciar.

 

 

http://sensacionesenlacima.blogdiario.com/img/curav18.jpg 

 

Por el Callejo Grande

 

http://sensacionesenlacima.blogdiario.com/img/curav19.jpg 

 

 Bajada por el Callejo  

http://sensacionesenlacima.blogdiario.com/img/curav20122.jpg  

 Si majestad el Curavacas

 

 

http://sensacionesenlacima.blogdiario.com/img/curav20123.jpg 

 Conforme avanzamos el sendero es más pedregoso y requiere mayor esfuerzo.

 

 

 

 

http://sensacionesenlacima.blogdiario.com/img/curav20124.jpg 

 

 

Reiniciamos la marcha tratando de evitar la pedrera, nos dirigimos a la derecha, como si quisiéramos subir al pico Hospital, pero sin perder de vista a la vía del Callejón Grande.

 

http://sensacionesenlacima.blogdiario.com/img/curav20125.jpg 

 Charlamos entre la hierba cervuna. arriba llega Javi

 

 

http://sensacionesenlacima.blogdiario.com/img/curav20126.jpg 

 

Por el Callejo Grande bajan otros montañeros más madrugadores, entre ellos nuestros amigos Luis, Javi y Gustavo

 

http://sensacionesenlacima.blogdiario.com/img/curav20127.jpg 

 

Seguimos avanzando, a nuestra izquierda la mano rocosa de Dios

 

 

http://sensacionesenlacima.blogdiario.com/img/curav25.jpg 

 

 picachos moldeados por las fuerzas de la erosión y protegida por la mano rocosa de Dios que con sus dedos apuntan al cielo azul.

 

 

http://sensacionesenlacima.blogdiario.com/img/curav20128.jpg 

 

trepamos sin gran dificultad por un paso de rocas conglomeradas que nos llevan a la vista del paisaje de Pineda  

 

http://sensacionesenlacima.blogdiario.com/img/curav20129.jpg 

 

El paso que da la vista al Valle de Pineda

 

http://sensacionesenlacima.blogdiario.com/img/curav202012.jpg 

 

 Bajada trepidante por la pedrera

 

http://sensacionesenlacima.blogdiario.com/img/curav210121.jpg 

 

La naturaleza ha sido generosa con estas tierras de la montaña palentina. Miramos hacia  arriba, nos recreamos, parece una catedral natural de color verde oscuro, grandiosa, iluminada por los primeros rayos del sol, con sus agujas, picachos moldeados por las fuerzas de la erosión

 

 

  http://sensacionesenlacima.blogdiario.com/img/curav212012.jpg

 

 por un camino paralelo al río Cabriles entre robles, hayas, avellanos y abedules y cascadas

 

 

SI QUIERES VER TODOS LOS TEMAS DEL BLOG PINCHA AQUI

 

  

http://sensacionesenlacima.blogdiario.com/atom.xml