La Cuenca de Mollorente. -La gran desconocida- -Montaña Palentina- Valle de Pineda.

Escrito por sensacionesenlacima 17-04-2017 en montaña palentina. Comentarios (0)


La Cuenca de Mollorente.

 -La gran desconocida-

-Montaña Palentina- Valle de Pineda.

 (Siempre que regresas a la montaña encuentras algo diferente e interesante)

“Sensaciones en la cima”

“San martes”

11 de abril de 2017

Recorrido:

  Con el todoterreno de Otto, por la pista de Resoba bajamos al valle de Pineda. Cruzamos el Río Carrión y dejamos el coche en Las Quintanas. Moncejones. Ascendemos por la senda, la abandonamos para seguir por veredas de escobas, a la izquierda dejamos las Lagunillas y llegamos a la Cuenca Mollorente y al Prado Lozano. Una cuenca fantástica.

 Regreso a Vidrieros donde comimos en el Restaurante el Molino.

Se puede ir desde Vidrieros, Valle de Pineda y pasar el refugio de los pescadores y ascender hasta la cuenca..

Recorrido dificultad media..  12 km.

Montañeros:  Alberto, Otto, Fernando, Teo Hernan y Teo Busta.

Ahí está el buitre de cabeza rapada, quieto, reposado, parece gozar de la felicidad  barriga llena.



“Sensaciones”

Ahí está el buitre de cabeza rapada, quieto, reposado, parece gozar de la felicidad  barriga llena.

Son bandadas, enormes  aves  que se encuentran en las proximidades del pueblo de Resoba y nos permiten satisfacer la curiosidad de observarlas de cerca.  Agrada contemplar a estas rapaces, carroñeras que cooperan en el equilibrio del ecosistema.

Atrás queda el maravilloso valle de Pineda, las claras aguas del río Carrión. Ascendemos por sendas que abandonamos, por brezos y escobas que nos crean pequeños problemas.

Estamos en lo más alto y satisface el contacto con la nieve de estas pequeñas montañas escarpadas. Encuentras un espectáculo visual fantástico, bello, es la Cuenca de Mollorente. Es un territorio que ninguno de nosotros habíamos pisado. 

Abajo en el cortado, un caprichoso rincón de pequeños lagos.



 Encuentras un espectáculo visual fantástico, bello, es la Cuenca de Mollorente. 

Es un territorio que ninguno de nosotros habíamos pisado.

La tranquilidad de observar el paisaje

Estamos en lo más alto y satisface el contacto con la nieve de estas pequeñas montañas escarpadas

Abajo en el cortado, un caprichoso rincón de pequeños lagos

Pequeño contacto con la nieve.

Cuenca Mollorente

Descendemos

 Abajo el maravilloso valle de Pineda

Ascendemos y bajamos por sendas que abandonamos, por brezos y escobas que nos crean pequeños problemas.

Valle de Pineda