Sensaciones en la cima... Teodoro Bustamante

montaña palentina

Peña Prieta Norte por Pineda-Tres provincias-El Infierno (Montaña Palentina y Cántabra)

Escrito por sensacionesenlacima 09-09-2016 en montaña palentina. Comentarios (0)


 Norte 2.539 m (Por Pineda) 


Tres Provincias 2.497 m.

 Pico el Infierno 2537 m. (La Peña Prieta palentina)

-Montaña palentina  y Cántabra-

 (Siempre que regresas a la montaña encuentras algo diferente e interesante)

“Sensaciones en la cima”

06 de septiembre de 2016



Recorrido:

  Cervera de Pisuerga, Resoba de Santibáñez. En principio,. recorrido en dos todoterrenos – de Otto y Luis- al Valle de Pineda. Cruzamos el rio Arauz, Correcaballos (donde está el chozo de Vicente 90 años amigo de Otto, al que visitamos) Campera de Vega los Cantos, Matapiojos, ya andando al alto de los Puertos de Riofrío. Alto Altares chozo del Portillo y cogimos la senda como cuando se viene de San Glorio, cresteamos por los Altos del Cubil de Can, Tres Provincias, Peña Prieta, Pico el Infierno y bajamos por la pedrera a la Laguna de Fuentes Carrionas donde comimos y hubo siesta.

Bueno, el detalle del recorrido, sus nombres pueden estar alguno erróneo, uf, no soy experto.

Es una marcha para tener una pequeña preparación física y una gran ilusión por la montaña, por la naturaleza.

Recorrimos 19 km.

Montañeros:  Manolo, Fernando, Alberto, Luis, Guillermo, Otto, Jesús y Teo.



Ahí está la imponente cara norte de Peña Prieta. Sobrecoge el color oscuro de su roca, los conglomerados, y admiras desde la distancia a esta maravilla de montaña.

Son las cimas del silencio que te permiten percibir, sentir, contemplar y emocionar. 

 Y allí estaba la imagen verde del galgo con sus estiradas patas traseras y delanteras 




 “Sensaciones”



Peña Prieta Norte 2.539 m (Por Pineda) Tres Provincias 2.497 m.

 Pico el Infierno 2537 m. (La Peña Prieta palentina)

-Montaña palentina y Cántabra –


Peña Prieta, Tres Provincias, el Pico El Infierno son montañas que ocultan fantásticos secretos y que vas descubriendo poco a poco. Son las cimas del silencio que te permiten percibir, sentir, contemplar y emocionar. Es algo salvaje, que a la vez que inquieta, trasmite bienestar. Son los techos de este espacio natural compartido con la Vega de Liébana y Fuentes Carrionas y está reservado para esos privilegiados que tienen la osadía de ascenderles.

Recorres vegas extensas del Valle de Pineda, disfrutas del golpeo del agua glaciar del Rio Carrión y el Arauz. En la Vega de Correcaballos, visitas al simpático y amigo Vicente, que con sus noventa años. comparte sus abundantes conocimientos de la montaña. Pasas el “estrecho”, La Vega de los Cantos. A lo lejos y arriba contemplas los escalones del Ves, atractivas cascadas en invierno. Superas repechos, alanzas puertos y ahí está la imponente cara norte de Peña Prieta. Sobrecoge el color oscuro de su roca, los conglomerados, y admiras desde la distancia a esta maravilla de montaña. Ahora sí, con más ilusión, salvas ásperos pedregales, trepas por un montón de piedras. El sol brilla, calienta, pero una corriente de aire puro, lo refrigera, lo contrarresta.

Contemplas al ave carroñera, los buitres volando entre los picos. Murallas de rocas, farallones.  Y ves el curso de la naturaleza, como parte de la montaña se desmorona en un entorno hostil y desolado. Las vacas que sestean y los pastizales amarillentos por la sequedad del verano. Ya nos decía Vicente, si llueve y tiene que llover, esto se convierte en un vergel para el ganado.

No hay asfalto, ni móvil, ni noticias. Has dejado la cima y haces un descenso por la pindia pedrera a la Laguna glaciar de Fuentes Carrionas. Te refrescas en sus aguas, comes a la orilla del lago superior, y en el lago inferior asistes al nacimiento de Río Carrión.

Y caminas de regreso y Manolo encuentra las rocas hueveras y más adelante la roca con sus huevos. Y en el suelo del sendero falta el triangulito de piedra y el triangulito desaparecido apareció más adelante escondido entre numerosas piedras. Y allí estaba la imagen verde del galgo con sus estiradas patas traseras y delanteras y la imagen del oso panda que desde la pared no nos quita ojo.  Y vimos en el cielo a unos que se besaban y cómo la imagen de la viejita les observa con nostalgia.

Eran las ocho de la mañana en la gasolinera de Cervera, son las nueve de la noche cuando llegamos a nuestro refugio cervecero, el del digestónico de la “cascarita” en Cervera. Y hubo celebración, Fernando cumplía cuarenta años…



                                            Iniciamos el camino por el Valle de Pineda

 Habíamos cruzado con el todoterreno  el río Arauz en el Valle de Pineda, ahora pasamos Riofrío. ¿?

                                               Y se pregunta, allí tenemos que subir ?

                  Fantástica Peña Prieta

Si, aquí haya que subir, a Peña Prieta.

 Muy original el chozo

Cada vez que la miramos, nos entusiama su piedra oscura, su majestuosidad

Un precioso paisaje, al fondo Picos de Europa

Ya nos vamos acercando

Peña Altares

Esta es la senda que cogen también los que vienen de San Glorio para subir a Peña Prieta.

Valles fantásticos

Altos del Cubil de Can

Pequeña contemplación del paisaje

Poco a poco vamos cogiendo altura

Hay algún momento que hay que esforzarse un poco más y trepas entre las rocas.

Ya se pasó la pequeña dificultad de la roca.

Ahora sí, con más ilusión, salvas ásperos pedregales, trepas por un montón de piedras

A crestear por las alturas.

Este sendero de piedras es cómodo.

La Ahujas  de Cardaño

Y en el suelo del sendero falta el triangulito de piedra y el triangulito desaparecido apareció más adelante escondido entre numerosas piedras.

Por fín encontramos el triangulito

Lago Peña Prieta

Cima de Tres Provincias  2.497m

Descendemos de Tres Provincias, huyendo  de las hormigas voladoras.

Hay que subir a Peña Prieta

Alguna parada

Maravilloso paisaje, acercándonos a Peña Prieta

Y en la cima, había un chico del athletic de bilbao

Al fondo  la Laguna de Peña Prieta

Y como cresteaba para ir ¡ al Infierno !

Y no había fuego en la cima del Infierno

Detalle original de una roca

Se bajó al Lago Fuentes Carrionas por la pedrera

Habíamos comido y se habló algo de la costumbre española, pero la sombra?

Aguas del Lago de Fuentes Carrionas.

Y había un oso panda vigilándonos ¿?

Nacimiento del Río Carrión

Y había también un galgo con sus patas delanteras y traseras estiradas  ¿?

Pues parecía original la piedrecita

Manolo decía que era una huevera ¿?

Encontramos los huevos más adelante  ¿?

Y  mientras tanto ellos se besaban  había amor o tal vez afecto  ¿?

Cuidado, que la viejecita les  está observando  ¿?

En el chozo de Vicente.

El famoso Vicente de 90 años amigo de Otto y de todos los que quieren acercarse.


La “Pareidolia” que llevamos dentro.- MONTAÑA PALENTINA

Escrito por sensacionesenlacima 05-09-2016 en montaña palentina. Comentarios (0)



La “Pareidolia” que llevamos dentro.


Recopilación, a modo de curiosidad, de algunas de las fotos "pareidolias"  que hemos podido recoger en nuestras marchas por

la Montaña palentina.

4 de Septiembre 2016

Es un homenaje a nuestro compañero y amigo Fernando, que nos comentó la palabra "Pareidolia", la cual desconocíamos y que a lo largo de nuestras marchas hemos practicado.




"Sensaciones" 

                    La “Pareidolia” que llevamos dentro.


          Caminas y en el lugar más insospechado aparecen normalmente en la lejanía, formas caprichosas en los troncos, en las nubes, en las rocas. Son siluetas, imágenes, rostros, figuras de animales.

          Es divertido cuando se descubre esa percepción inmediata de nuestra mente y la practicamos cuando se presenta la ocasión. Percepción mezclada con la fantasía, tal vez fruto de la creatividad de la imaginación o tal vez de una desviación de la mente, esperemos que no sea nuestro caso, todavía no hemos llegado a que las rocas nos hablen, aunque hemos conocido y lo hacían muy bien, que se abrazaban a los árboles para sentir su energía.

         Lo nuestro se limita a la pura curiosidad, al divertimento y nos hemos dedicado estos días a la búsqueda de estas “Pareidolias” en diferentes marchas.

       Ante mi osadía os la presento, por si lo queréis ver, aunque es un poco largo y a veces aburridón y ya fueron publicadas en su día. Bueno, ahí están.




Imágenes de piedras durmientes.

Imaginación, ¿ves la cabeza del perro?

Cuestión de imaginación  en estas "Pinturas rupestres", animales o personas

Peña Umoma

y  crees ver lo que podrían ser pinturas rupestres y no lo son,

Arcos románicos, góticos ?

Tiene patas el pajarraco ?

En la cueva se puede ver un elefante. Patas en la cueva de la izquierda, lomo, trompa ¿?

Las formas de las rocas que dan pie a tu imaginación.

 Puede que la imaginación vaya más allá y veas al ave convertida en vieja, y la vieja convertida en roca.

De repente, la imagen de un enorme animal. Nos sobrecoge. Avanzamos con cautela. Al parecer, a lo lejos, se acerca un enorme oso. Su hocico, sus orejas.

En el camino, un claro rastro de huella de lobo impresa en el barro

Esto es  "arte moderno", muy trabajado. Sólo es contemplarlo para admirarlo- Es un trabajo de una  plasticidad increíble.

Es una poza con una composición de colores arbitrarios, pero sobresalen el verde y el turquesa, que trasmiten la fuerza del equilibrio y la armonía. 

Le das un valor sublime a la montaña al contemplar el paisaje lunar, al ver las lomas escarpadas y te sientes rodeado de misterio en esta panorámica del silencio.

Y Manolo me dice, mira “la flor madre del avellano” y yo veo una especie de gusano colgante de un color amarillo pálido.

Una huella de la garduña depredadora ¿?

Caminas, y sobre la tierra endurecida por la helada, aparecen huellas de pisadas del oso pardo. Es un área osera y no nos extraña.

                                           Al igual que ese arte impresionista en el hielo.

  Ahí, de frente y arriba, están “los gigantes de piedra” completamente iluminados y que bajaron del páramo y quedaron petrificados en las laderas sobre el cauce del Río Rudrón y que dan la bienvenida a todos los que pasan por sus dominios.

Y yo veía  acercarse un elefante ¿?

 Por el camino nos ha sorprendido gratamente ver en lo más alto, entre el aire y el viento, "el beso entrañable de la roca"; son dos bloques rocosos que se miran, se besan tiernamente entre pasión y afecto.

Sus colores verdes, grises y ocres de sus paredes y sus diferentes formas le dan un atractivo que enriqueces con la imaginación.

Por un momento, pareces estar en el país de los enanitos, peras muy pequeñas, perujos; manzanas muy pequeñas, maíllos, avellanas, bellotas

Cuadros otoñales

 Con el poder de la imaginación hace que tu cerebro procese y capte la emoción que trasmite el paisaje.

 Sabinas secas. Dicen que al anochecer, cuando no las ven, caminan por esos montes, con paso silencioso, con sus ramas desmayadas, con sus pocos pelos de hojas verdes. Es un misterio.

Dicen que al anochecer, cuando no las ven, caminan por esos montes, con paso silencioso, con sus ramas desmayadas, con sus pocos pelos de hojas verdes. Es un misterio.

Y salían de noche y se paseaban.

   Y nos sorprende un salvaje venado con su cornamenta apoyada sobre lo más alto de la roca. Estábamos ascendiendo a media ladera  por la cara sur a Peña Sol. No vemos su enorme cuerpo, ni sus pezuñas, sólo sus gigantescos cuernos. Nuestro compañero, está muy cerca, siente el peligro y con mucha cautela y fortuna, logra alejarse, evitando ser seriamente herido. Seguimos nuestra ruta, y ahí queda el venado inmóvil, asomando su cornamenta sobre la roca. Ilusión, fantasía, delirio, desvarío. Había un cielo azul intenso y sólo habíamos desayunado.

Era un venado ¿?

Muy cerca, como escondiéndose  estaba el hombre de verde. Camina encorvado, sigiloso, con su cabeza iluminada y sus largos brazos 

formas determinadas, imaginarias, eróticas ? una figura, a veces disparatada y que sólo  lo ve uno, casi siempre el mismo, pero es una pequeña diversión que nos permitimos. 

Y se veía una ardilla, perdón, tal vez mucha imaginación



   Y yo veía un lobo aullando - fruto de su imaginación- o es una gran cabeza ?

Figura para la imaginación.

Ja, ja, qué divertido, el osito panza arriba o vete a saber qué es?

Yo veía un elefante con su trompa en la copa del un árbol y apenas  había bebido

el “cristo del Espigüete” tendido sobre su ladera, es el “cristo del viento” o el " hombre de las nieves del Espigúete".

Fascina el detalle, su pelo caído, su frente, nariz y boca, sus brazos extendidos, su pecho. 

Piedra labrada, esculpida en la roca viva. Allí, arriba está tendido sobre su ladera. Fascina el detalle, su pelo caído, su frente, nariz y boca. Somos testigos privilegiados.

 Hemos pasado más de una vez junto a esta pequeña roca, no es una roca cualquiera, tiene dos caras talladas sobre la piedra. Que sí, la naturaleza tiene sus caprichos, esculpe,  modela, lo comparte y nos sorprende con estas obras fantásticas. El atractivo está ahí, lo encuentras, pones un poco de imaginación, lo disfrutas y gozas de estas obras sin necesidad de poseerlas. Y está ahí, es arte natural de montaña. 

El rostro en la roca ¿?

Figuras caprichosas,  grutas encantadas  y colgadas de las paredes, esto es el Cañón de la Horada. Abajo el  Pisuerga va abriendo paso a través de las rocas calizas.

el tiburón roca. Se ve ?

http://sensacionesenlacima.blogdiario.com/img/cue27.jpg

Escobas doblegadas por la nieve, parecen dunas blancas.



http://sensacionesenlacima.blogdiario.com/img/curav25.jpg

 picachos moldeados por las fuerzas de la erosión y protegida por la mano rocosa de Dios que con sus dedos apuntan al cielo azul.

http://sensacionesenlacima.blogdiario.com/img/rojos15.jpg

Una seta muy blanca, de forma fálica, dice keko que se llama coprinos, al parecer no es tóxica, ni venenosa, la gastronomía la tiene en cuenta para hacer una salsa extraordinaria; de todas las formas consultar a un técnico en setas. 

http://sensacionesenlacima.blogdiario.com/img/coriscao20.jpg

Hito bota de piedra en el Coriscao


http://sensacionesenlacima.blogdiario.com/img/coriscao22.jpg


  Hito bota piedra ¿?  o montaña de cañón del Colorado ? Es la bota anterior ?


http://sensacionesenlacima.blogdiario.com/img/celada14.jpg


Nuevas formas, ¿llama sentada?


http://sensacionesenlacima.blogdiario.com/img/ba2.jpg

Una de sus rocas es majestuosa, es “el espíritu del valle”, encarnado, el dedo de su mano derecha se recrea señalando al majestuoso Pico Espigüete

http://sensacionesenlacima.blogdiario.com/img/par1.jpg

 Una roca, una figura imaginaria, un perro, un oso. ¿?

http://sensacionesenlacima.blogdiario.com/img/cela10.jpg

Serpiente ¿?

http://sensacionesenlacima.blogdiario.com/img/AMA11.JPG

Junto al río, la foca morsa de piedra, esparruncada, tomando el sol nos saluda. ¡je¡ ¡je¡ ¡je¡ 

http://sensacionesenlacima.blogdiario.com/img/cur5.jpg

A la izquierda, la petrificada mano divina del Curavacas,  

http://sensacionesenlacima.blogdiario.com/img/asestil3.jpg

Peña Amaya emerge como una gran plataforma que flota en un mundo confuso de brumas en calma 

http://sensacionesenlacima.blogdiario.com/img/asestil9.jpg

Las crestas rocosas más altas se abren paso con fuerza en medio del oleaje, agua ¿?

http://sensacionesenlacima.blogdiario.com/img/cur8.jpg

 La bruja del Curavacas, ¿la ves? arriba, a la izquierda  ¿?

http://sensacionesenlacima.blogdiario.com/img/ante4.jpg

El "vigilante" del Cuchillón

http://sensacionesenlacima.blogdiario.com/img/escrita6.jpg

damos alas a nuestra imaginación, arriba, en lo más alto, gigantescos dinosaurios, de escamas duras, secas, petrificadas. El ojo de la Lastra


http://sensacionesenlacima.blogdiario.com/img/escrita12.jpg

damos alas a nuestra imaginación, arriba, en lo más alto, gigantescos dinosaurios, de escamas duras, secas, petrificadas, dan origen a dos aves que se picotean, es “el ojo de la Lastra” que nos vigila tomando diferentes formas.



http://sensacionesenlacima.blogdiario.com/img/mon20.jpg


bloques de nieve erosionadas por el viento en las que percibimos una especie de hojas fosilizadas.Pico el Moncayo



http://sensacionesenlacima.blogdiario.com/img/tejo2.jpg



su atractiva entrada, parece el orificio de una gran oreja, invita a explorarla.  El Tejo



http://sensacionesenlacima.blogdiario.com/img/SANMARTIN12.JPG


El tejo humano abstracto



http://sensacionesenlacima.blogdiario.com/img/pine13.jpg


hasta poder contemplar “la placa amarilla” estampada en el corte lateral de la “brecha muerta”; es un paisaje arquitectónico extraordinario, colores ocres, verdes oscuros, una luz suave, sobria la engrandece; Curavacas Norte.



http://sensacionesenlacima.blogdiario.com/img/curavacasmarzo197411.jpg

Curavacas 2.524 m. febrero año 1975 -dos simples piedras hacen de piolet ylos cramprones ¿?  a esas edades un poco irresponsables nos dejábamos llevar por las emociones  -Alberto y Teo-. improdencia ¿?



http://sensacionesenlacima.blogdiario.com/img/curavacasmarzo1974.jpg 

Curavacas 2.524 m.  febrero año 1975  -Teo-, pero llegamos

http://sensacionesenlacima.blogdiario.com/img/curavacasmarzo197410.jpg

Curavacas 2.524 m.  febrero año 1975  -Teo- En aquel entonces nuestra vista estaba en Pérez de Tudela

http://sensacionesenlacima.blogdiario.com/img/CURAVACAS9.JPG

Las otras caras del Curavacas, manos ? pies ?

http://sensacionesenlacima.blogdiario.com/img/MOJONRA24.JPG

Pico Cuchillón  2.172 m- códices apilados.



http://sensacionesenlacima.blogdiario.com/img/pa30.jpg

Al final, gracias a Gelo, fotografiamos al tiburón. el Calar. Boca y dientes no le faltan.




http://sensacionesenlacima.blogdiario.com/img/CURAVACAS7.JPG


 Vemos el caracol del Curavacas ¿?



http://sensacionesenlacima.blogdiario.com/img/curavacasmarzo19749.jpg

Vidrieros, que cielo azul, la montaña, la nieve nos esperaba. Qué veíamos en la cima nevada ¿?

Curavacas 1975

Alberto, Alfredo y Teo


http://sensacionesenlacima.blogdiario.com/img/MOJONERA8.JPG

Ribero pintado,una de nuestras maravillas de la montaña palentina 



http://sensacionesenlacima.blogdiario.com/img/MOJONERA6.JPG




http://sensacionesenlacima.blogdiario.com/img/MOJONERA10.JPG



 No me canso de contemplar el Ribero pintado





Que decias que es?






 bromea, la eleva sobre su cabeza y 
se inclina hacia atrás, abre la boca, hace 
el ademán de engullirle quedando reflejado 
en nuestra cámara.



http://sensacionesenlacima.blogdiario.com/img/sanmaarbolhumano.jpg



San Martin de los Herreros. Oct 2008 El arbol humano. Es un tejo y hay bastantes alrededo



http://sensacionesenlacima.blogdiario.com/img/yordans7.jpg



Enigma del Yordas Junio 2008




Observamos las sombras frías de las pequeñas colinas convertidas en pájaros voladores.

Observamos las sombras frías de las pequeñas colinas convertidas en pájaros voladores.

¡Ah¡ se me olvidaba. Hay unos canalillos o canaletos, que van de arriba abajo muy marcados sobre la roca, hay quien habla de la fuerza del agua, del viento. Al parecer la “leyenda” dice que son las huellas de las garras de los últimos osos que ascendieron al Espigüete.


Peña Carazo 2.013 m. y la Horca de Lores 2.021 m.-Montaña palentina -

Escrito por sensacionesenlacima 02-09-2016 en montaña palentina. Comentarios (0)

Peña Carazo 2.013 m. y la Horca de Lores 2.021 m.

-Montaña palentina -

 (Siempre que regresas a la montaña encuentras algo diferente e interesante)

“Sensaciones en la cima”

30 de agosto de 2016

  Cervera de Pisuerga, San Salvador de Cantamuda, Lebanza. -La Pernía-

Partimos de la Abadía de Lebanza. Cruzamos el arroyo de la Abadía. Ascendemos por un camino rodeado de robles y hayas. Alcanzamos los prados del Hoyo de la Barquilla, “el prado de las cabras” según Manolo. Llegamos al collado de Hontanillas. Desde aquí, una vista excepcional, Valle de Pineda, Pico Curavacas. Giramos hacía la derecha para subir, salvando unas rocas, a la Peña Carazo. Bajamos y ascendimos a la cima de la Horca de Lores.

La marcha es cómoda, se disfruta del paisaje y no es complicada.

Recorrimos 15 km.

Montañeros:  Manolo, Fernando, Teo -parador- Dado, y Busta.

En breve, la próxima publicación que hagamos a instancias de nuestro amigo Fernando que nos informó de la existencia de la palabra La “Pareidolia”, 

 llevará el título

La “Pareidolia” que llevamos dentro.

Recopilación de todas las fotos "pareidolias"



 “Sensaciones”

Peña Carazo 2.013 m. y la Horca de Lores 2.021 m.

-Montaña palentina –

Son bosques y montañas, son rayos de sol que se filtran entre los robles, es el color anaranjado brillante del serbal del cazador, son prados, es el murmullo del agua. Cruzas entre escobas de brezo, vacas, el perro pastor que ladra; trepas entre la irregularidad del terreno pedregoso y alcanzas la cima.

Es un espacio de calma absoluta, sopla un leve viento. Atrás ha quedado el gótico labrado en la piedra, las caprichosas formas de las rocas, el calor y la pequeña fatiga. Ahí está el atractivo valle de Pineda, “Picos” y Montaña palentina.

Teo parador encontró esta bella piedra.

el gótico labrado en la piedra, 

Vemos caprichosas formas en las rocas, son figuras que percibimos mezcladas con la fantasía

Algo fantasioso se descubre

Alcanzas la cima.

Es un espacio de calma absoluta, sopla un leve viento

Al fondo Peña labra

Partimos de la Abadía de Lebanza

La Abadía de Lebanza

“el prado de las cabras” según Manolo

Cruzas entre escobas de brezo,

es el color anaranjado brillante del serbal del cazador, 

Llegamos al collado de Hontanillas

El valle de Pineda, al fondo Pico Curavacas.

Valle de Pineda

trepas entre la irregularidad del terreno pedregoso y alcanzas la cima.

Relajación, tranquilidad absoluta.

El descubridor de la piedra con arcos góticos

Curavacas

Frondosos bosques desde la Horca de Lores

El Rollo de San Salvador de Cantamuda.


Pico Bistruey 2001 m, Desde el pueblo de Lores al pueblo de Cucayo. -Montaña palentina y la Vega de Liébana

Escrito por sensacionesenlacima 22-08-2016 en montaña palentina. Comentarios (0)


Pico Bistruey 2.001 m. o Astraya

Desde el pueblo de Lores al pueblo de Cucayo

 “Nuestra montaña palentina” y “la Vega de Liébana”

 (Siempre que regresas a la montaña encuentras algo diferente e interesante)

“Sensaciones en la cima”

18 de agosto de 2016


  Llegamos en coches al pueblo de Lores -Montaña palentina-. Ascendemos por pistas forestales al Alto Velasco, Atrás queda “el chozo de piedras”, cruzamos bosques y pastizales, y sin mucha dificultad alcanzamos la cima del Pico Bistruey. Entorno privilegiado. La bajada es larguísima hasta llegar  a los molinos medievales de Dobres, al pueblo de Cucayo y Rio frío.  -Vega de la Liébana,  muy cerca Dobres, Cantabria-. Comimos en la Posada de Cucayo. Buen cocido lebaniego y exquisito servicio. Nos recogió un autobús. Descendimos por una carretera sinuosa, en principio, a velocidad de vértigo, y pasamos por los famosos túneles horadados en la roca. Potes, Piedrasluengas, Lores, Cervera.

Salvamos un desnivel de 1000 m.

Recorrimos 20 km.

Montañeros:  Manolo, Luis, Fernando, Jesús, Teo -parador-Eli, Dado, Cabugui, Javi, Juan. Alberto, y Busta.

                 

Hemos salido a la naturaleza para disfrutar de un paseo.

 

“Sensaciones”


Pico Bistruey 2.001 m. o Astraya

Desde el pueblo de Lores al pueblo de Cucayo

 “Nuestra montaña palentina” y “la Vega de Liébana”



Estamos en la cima del Bistruey. Abajo, un campo de niebla flotante sobre el valle, un entorno privilegiado, el paisaje espectacular. Picos de Europa: Tesorero, Torrecerredo. Montaña palentina: Curavacas, Espigüete. Es un espacio natural que trasmite energía, una fuerza física y mental reparadora.

Hemos salido a la naturaleza para disfrutar de un paseo. Es una ruta de una diversidad sin igual que trascurre por pistas forestales, por bosques, en pleno corazón de la montaña., Fuera el mundo digital, fuera la globalización, la montaña es nuestra y de quien quiera acompañarnos. No es un reto, es ocio, es un pequeño esfuerzo que se convierte en colores vivos, verdes, amarillos, marrones. Son sonidos agradables, sorprendentes. Es sombra y luz. Son suaves vertientes, y menos suaves, son bajadas largas donde aparecen hayas, robles, mostajos y abedules. Son helechos, hayucos, avellanas,  arándanos, es la araña que teje entre las ramas. Es un paisaje que está lleno de vida, vacas de raza en los pastizales, yeguas y caballos con sus potros, manadas de ciervas, son los invernales, las formas de las rocas que dan pie a tu imaginación, son los molinos medievales de Dobres, es el pueblo de Cucayo en un entorno natural con sus aguas de Río Frio.



Helechos

Avellanas

La niebla que parece golpear sobre la roca.

Es una ruta de una diversidad sin igual .

 Abajo, un campo de niebla flotante sobre el valle, un entorno privilegiado, el paisaje espectacular. 

Manada de ciervos

Algo se teje entre las ramas

Este pico, no es todavía, el Bistruey, es un precalentamiento. No sé si se llama el pico de la Miel, por lo que decía Alber.. Había muchos arándanos.

Estamos en la cima del Bistruey.

Esfuerzo que se convierte en colores vivos, verdes, amarillos, marrones.

 Yeguas y caballos con sus potros

Las formas de las rocas que dan pie a tu imaginación.

Es el pueblo de Cucayo en un entorno natural con sus aguas de Río Frio.

Cuando tu dominas a la niebla, es un espectáculo excepcional.

La roca que rompe la magia de la niebla.

Y había que tomar un orujito de Potes.

El pueblo de Cucayo

Nuestro amigo -Javi Gines -Vitoria- bajó a estos molinos medievales de Dobres y nos ha cedido estas curiosas e interesantes fotografías

Llama la atención  su estructura antigua.

El agua hace girar la turbina y así las ruedas de piedra muelen.

Muy interesante,el conjunto de muelas del molino y su engranaje


Peña Redonda 1.993 m. (Nuevo ascenso del año 2016) Montaña palentina

Escrito por sensacionesenlacima 11-08-2016 en montaña palentina. Comentarios (0)


Peña Redonda 1.993 m. (Nuevo ascenso del año 2016)

Traspeña de la Peña

 “Nuestra montaña palentina”

 (Siempre que regresas a la montaña encuentras algo diferente e interesante)

“Sensaciones en la cima”

07 de agosto de 2016

 Todos los años en el primer domingo de agosto se asciende en romería a la Peña Redonda que se encuentra en la Montaña Palentina.

Hay varias rutas para llegar a la cima donde se encuentra una enorme cruz.

-Por San Martín de los Herreros (Bosques de hayedos y robledales)

-Por Villanueva de la Peña

-Por Traspeña de la Peña.

Esta última ruta es la que tomamos en esta ocasión, siendo la más cómoda y sencilla, con hitos y zigzagueando hasta la cima.

A nosotros la ruta que más nos gusta es la de San Martín de los Herreros.

Recorrido:  Ascenso 1 hora y media.

Caminantes:  Manolo, Luis, Eli, Javi, Alberto y Teo.


A continuación, en esta misma página reproducimos los ascensos que hemos hecho a la Peña en otros años, recordando a la Sra. Felisa. 

     

Homenaje recuerdo a nuestra querida y admirada Sra. Felisa -actualmnte tiene 93 años, cuando subió tenía 87 años.

        

“Sensaciones”“

Peña Redonda 1.993 m. (Nuevo ascenso del año 2016)

Traspeña de la Peña

 “Nuestra montaña palentina”



Vamos a resollarnos, y Manolo toma aire con fuerza, se desprende de la mochila, echa mano del bidón de agua, da un trago reparador y reanuda el ascenso con más intensidad y energía.

Mira abajo, encinas. Ya las veo abajo, no encima. A mí me gustan las navajas. Navajas enlatadas o afiladas. Da lo mismo, pues las dos cortan, las latas y las navajas. Chico, no me hagas lio. “encimas”, “abajo”, “navajas”. Yo sólo veo árboles encinas. Seamos sencillos, las encinas son árboles de la familia de las fagáceas. Mientras tanto, un señor de Traspeña, me gustaría saber su nombre, con sus ochenta años, nos hace el “sorpasso”, que sí, que nos sobrepasa. Bueno, es que sube todos los años. Hay jóvenes en el ascenso, hay padres con sus hijos, a lo largo de la senda zigzagueante.

Estamos en la cara norte de la cima de la Peña y un sonido metálico se extiende a lo largo de ella. La parte más alta del entramado de hierros de la enorme cruz es golpeada con virulencia por un enfurecido viento. Los anclajes resisten, son seguros, sólo es la vibración de su armazón. Por lo demás, la mayoría estamos resguardados en la cara sur.  

El día ha resultado fantástico. Gratas sorpresas. Nos vemos con las grandes montañeras Maripaz y Marisa. En la cima está Fernando que viene de Bilbao, un recuerdo para Ana que tal vez la habría gustado estar. Nos vemos con Wifredo dispuesto a obtener la foto de la gran familia “amigos de la Peña”.  y con Jose. Más abajo, nuestro amigo Froilán que ya se está acercando con báculo en mano, con el cayado que le ha prestado Wifredo. Y la simpática chica que se acercó a ver “el pozo de la nieve”.

Y dicen que hay que bajar. Zigzagueas, pasas entre las encinas y observas las piedras en forma de lancha, que el viento y el agua con su erosión las ha colocado en alineación a modo de “olas”. Es curioso contemplar “las olas de las piedras”.



Diversidad en el ascenso

Hay jóvenes en el ascenso, hay padres con sus hijos, a lo largo de la senda zigzagueante.

Mientras tanto, un señor de Traspeña, me gustaría saber su nombre, con sus ochenta años, nos hace el “sorpasso”, que sí, que nos sobrepasa.

Y la simpática chica que se acercó a ver “el pozo de la nieve”.

La parte árida de la Peña

Dos extraordinarias y excelentes montañeras.

Y nos esperaban en la cima

La parte más alta del entramado de hierros de la enorme cruz es golpeada con virulencia por un enfurecido viento. Los anclajes resisten, son seguros, sólo es la vibración de su armazón.

Los seis montañeros famosos.

El chico que vino de Bilbao, un recuerdo para Ana que tal vez la habría gustado estar

Encuentro de amigos

Más abajo, nuestro amigo Froilán que ya se está acercando con báculo en mano, con el cayado que le ha prestado Wifredo.

 y observas las piedras en forma de lancha, que el viento y el agua con su erosión las ha colocado en alineación a modo de “olas”. Es curioso contemplar “las olas de las piedras”.

Iglesia de Traspeña

La cruz de Traspeña Homenaje recuerdo a nuestra querida y admirada Sra. Felisa -actualmnte tiene 93 años, cuando subió tenía 87 años.

Esto decíamos el  1 /8/2010 en nuestro blog “sensacionesenlacima”

“La Sra. Felisa a sus 87 años alcanza la cumbre de la Peña Redonda. Observamos su último recorrido. De cuerpo menudo, un poco encorvada, paso enérgico, decidido,  un pequeño bastón en su mano derecha que apenas usa, pañoleta estampada sobre la cabeza, vestido bata verde claro, camisa verde alegre, de su hombro cae una bolsa amarilla con sus viandas, la visera colgada se balancea, pantalones azules, botas chirucas de montaña. Su aptitud es envidiable, sube, asciende, camina con su mirada puesta en el suelo, se incorpora, descansa. Ya está en la cima, firme, no está fatigada, la rodeamos, hay mucha gente, jóvenes, no tan jóvenes de los pueblos de la comarca, éramos multitud, nos interesamos de su experiencia, ella es muy comunicativa, diríamos dicharachera, habla y habla, la sacamos alguna foto, alardea de su vitalidad, ojos vivos, mirada de pilla, palabra de experiencia sabia. La escuchamos, la adulamos, se autoestima, se la ve con energía positiva, se siente alagada; dice, estos colores sonrosados de mi cara es fruto de un saludable buen vaso de vino en las comidas; tiene ilusión, se la ve activa, nos pregunta si habrá misa, la gusta ser escuchada. Felisa, la Sra. Felisa, la de Traspeña, la hermana de Martín, que ha subido por la senda del obispo a la Peña Redonda,

PEÑA REDONDA 1.996 M.

Montaña Palentina

30 Aniversario  año 2013

(Siempre que regresas a la montaña encuentras algo diferente e interesante por pequeño que sea)

“Sensaciones en la cima”

4 de agosto 2013

· La travesía no es complicada, pero se requiere una pequeña  preparación de montaña, pues hay que salvar 1.000 m. de desnivel,  pero que poco a poco se obtiene el fruto, ya que la Sra Felisa de Traspeña con 87 años subió hace tres años.

Homenaje a nuestra querida y admirada Sra. Felisa

Esto decíamos el  1 /8/2010 en nuestro blog “sensacionesenlacima”

“La Sra. Felisa a sus 87 años alcanza la cumbre de la Peña Redonda. Observamos su último recorrido. De cuerpo menudo, un poco encorvada, paso enérgico, decidido,  un pequeño bastón en su mano derecha que apenas usa, pañoleta estampada sobre la cabeza, vestido bata verde claro, camisa verde alegre, de su hombro cae una bolsa amarilla con sus viandas, la visera colgada se balancea, pantalones azules, botas chirucas de montaña. Su aptitud es envidiable, sube, asciende, camina con su mirada puesta en el suelo, se incorpora, descansa. Ya está en la cima, firme, no está fatigada, la rodeamos, hay mucha gente, jóvenes, no tan jóvenes de los pueblos de la comarca, éramos multitud, nos interesamos de su experiencia, ella es muy comunicativa, diríamos dicharachera, habla y habla, la sacamos alguna foto, alardea de su vitalidad, ojos vivos, mirada de pilla, palabra de experiencia sabia. La escuchamos, la adulamos, se autoestima, se la ve con energía positiva, se siente alagada; dice, estos colores sonrosados de mi cara es fruto de un saludable buen vaso de vino en las comidas; tiene ilusión, se la ve activa, nos pregunta si habrá misa, la gusta ser escuchada. Felisa, la Sra. Felisa, la de Traspeña, la hermana de Martín, que ha subido por la senda del obispo a la Peña Redonda,”

· Desde San Martín 2 horas

Seis  montañeros.: Marichu, Carmen, Manolo, Tomás,  Teo H. Teo B.

CLUB DE PESCA Y MONTAÑA RIVERA-PISUERGA-CERVERA DE PISUERGA-

PEÑA REDONDA 1.996 M.

En cualquier rincón de la Montaña Palentina por el que caminas,  encuentras en lo más simple, la garantía de percibir “sensaciones” fantásticas y te sorprende  la  agradable información que recibes sin buscarla,

Andas,  charloteas con los compañeros  y en la exigencia de esfuerzo, cuando se empina la montaña, te refugias en el silencio.

Atrás ha quedado el pueblo de San Martín de los Herreros, la fuente colorada, la antigua mina de hierro, las camperas de la Braña. Atraviesas un paisaje salvaje de hayas cargado de abundantes hayucos. Hay hayas enormes, muy grandes de hasta ocho patas. Alcanzas el collado de los Llanos y observas el fruto rojo del amargoso y gracias a la sabiduría de la naturaleza que tiene Manolo, nos comenta, aparte de informarnos de otras muchas plantas, que es uno de los alimentos favoritos del oso.

Una ojeada a lo alto. Desde este ángulo, la peña muy “redonda”, es una bella obra tallada por la fuerza del agua y el viento.

Ya estamos en la cima celebrando el primer ascenso oficial a esta peña. Es un pretexto más, pues hemos venido más años. La condición atmosférica es fantástica. Un cielo azul intenso. Al fondo, sobre el valle, la niebla flota suspendida en diferentes formas, hace que fantaseemos y al estar baja, nos permite contemplar todas las cimas de la cordada de Fuentes Carrionas. Un vistazo a la cara sur, colores varios, verdes, ocres de los sembrados del valle de la Peña y un pequeño pantano en Recueva.

Wifredo convoca a todos para que nos coloquemos bajo la gran cruz, algunos encaramados por su entramado interior y saca la  foto oficial de los montañeros.