Sensaciones en la cima... Teodoro Bustamante

General

YORDAS O BURIN (1.964 m.) sensaciones 2008-Riaño-

Escrito por sensacionesenlacima 12-10-2008 en General. Comentarios (0)

 

 

SENSACIONES EN LA CIMA

 

SI QUIERES VER TODOS LOS TEMAS DEL BLOG PINCHA AQUI

 

 

 

 http://sensacionesenlacima.blogdiario.com/rss2.xml

 

 

 

 

SI TE INTERESA SABER MÁS SOBRE EL CURAVACAS, ESPIGÜETE, SENDA DE URS, PISADAS DE ANIMALES ENTRAR EN EL BLOG 

http://sensacionesenlacima.blogdiario.com

 

 

http://sensacionesenlacima.blogdiario.com/img/curavacas1974alber-alfre-teo.jpg 

YORDAS O BURIN 1.964 m.-RIAÑO-león-ESPAÑA

.JUNIO 2008

CLUB DE PESCA Y MONTAÑA

CERVERA DE PISUERGA

 

http://sensacionesenlacima.blogdiario.com/img/yordans10.jpg

Marcha de montaña, domingo-8/6/08- 17 km. 6 horas

(Pantano de Riaño)

 

Microbús, un poco ruidoso, sin gran velocidad llegamos a Riaño; el impacto visual es extraordinario, sorprendente. Agua, casas, puentes, picachos, montañas, nada rompe la armonía de éste paisaje espectacular, todo está en el lugar donde debe estar.

Pasamos Burón y ya vemos el Burín. Llegamos a Liegos punto de partida y punto final para nuestra recuperación gastronómica. El Restaurante la Bolera, antiguo edificio dedicado a las escuelas, está regentado por Amor. Amor es la cocinera, es la camarera, es la exquisitez  de su sopa con setas, garbanzos con callos; el cabrito tierno, bien condimentado hace que la gastronomía se convierta en un placer deseado; flan de café, la gracia de su buen hacer. Pedro dice que sí, Teo dice que no, la peseta, como buenos amigos no la repartimos los dos.

Seis horas dura la ruta, seis horas de embelesamiento; horas de cansancio, de subidas, bajadas,  de relajación, de descanso.

Iniciamos la salida a las nueve y cuarenta desde Liegos.

Este Yordas, éste Burín, montaña mítica leonesa, nos parece atractiva, tiene un encanto especial; nuestro ánimo está en la mejor disposición para caminar y alcanzar la cumbre.

El camino discurre suavemente, caminamos sin esfuerzo entre verdes prados, pequeños collados, majadas alfombradas; los hombres seteros también se recrean.

El perrito mueve la cola, se acerca al grupo; blanco, con pintas negras, un poco famélico quiere nuestra amistad o la galleta de Marisa. Se aleja, se mueve, corre, olfatea tiene el rastro de un corzo. Le encuentra, le intimida, le ladra; salta y salta el corzo y el perro tras de él, se siente el rey y dueño de su naturaleza. Ha impuesto su ley.

Ya estamos frente a un farallón vertical; dicen que le llaman la pared de  Burín. La marcha trascurre con amenos relatos y anécdotas.

Manolo nos cuenta cosas que no están en los libros. Cómo se actuaba cuando una vaca tenía una pata inflamada  y había que curarla. Se la ata la pata; con una navaja se saja, se limpia y a esperar la recuperación. Nos habla del descuadre de una vaca; se la ha salido un hueso de la cadera, se atan las tres patas estiradas y la dañada no. En esta situación el animal intenta hacer un esfuerzo que da como resultado el arreglo del dislocamiento. Rosa nos cuenta, el Aconcagua, la soledad, la constacia, la ilusión, el desplante de los catalanes.

Pasamos nuevas majadas, hemos alcanzado altura; ya vemos el pantano de Riaño. Hayedos, robles, algunos tejos, guindales han quedado ya lejos; ahora un pedregal con sus hitos nos conducen a la cumbre del Yordas.

Estamos en lo más alto. Una cruz, un buzón, una chapa; desventura la nuestra, se hecha la niebla, nos rodea, nos roba el privilegio de contemplar, el Lezna, el Espigüete  el embalse, nuestras montañas. Las fotos de rigor nadie nos las roba.

Descendemos cómodamente  y circunvalamos la montaña; la niebla ya no está. El paisaje nos cautiva. Cabugui va “sobrao”. Cabugui hace la cabra, nos tiene en vilo. Mª Paz baja con sus bastones, baja, baja y Oto me las paga. Oto que comanda con pie firme la bajada.

Esparcimiento, camino, hayedos, atajos, alambrada, prados. Alberto dirige la marcha.

 

 

 

 

Oto, Mª Paz, Alberto, Bugui, Josefa, Aichine, Yoli, Miriam, Gladis, Tito, Marisa, Rosa, Manolo, Lorenzo, Teo y por supuesto Pedro

Club de Pesca y Montaña

Cervera de Pisuerga

      http://sensacionesenlacima.blogdiario.com/img/yordans7.jpg

Enigma del Yordas http://sensacionesenlacima.blogdiario.com/img/yordans8.jpg 

Mas cerca de la cima del Yordas 

 

El Yordas es nuestro http://sensacionesenlacima.blogdiario.com/img/yordans12.jpg

Majestuoso el Yordas http://sensacionesenlacima.blogdiario.com/img/yordans13.jpg

Abajo cola del pantano de Riaño y el pueblo de Burón

http://sensacionesenlacima.blogdiario.com/img/yordans2.jpg

Vemos al fondo, fondo el ciervo perseguido por el perro 

http://sensacionesenlacima.blogdiario.com/img/yordans1.jpg

Nuestro perrito

http://sensacionesenlacima.blogdiario.com/img/yordans3.jpg

Paisaje, relajación, primeros pasos del Yordas

http://sensacionesenlacima.blogdiario.com/img/yordans5.jpg

Los farallones nos cutodian

http://sensacionesenlacima.blogdiario.com/img/yordans6.jpg

Reponiendo fuerzas

http://sensacionesenlacima.blogdiario.com/img/yordans9.jpg

En esta, sí está Otto, cima Yordas

http://sensacionesenlacima.blogdiario.com/img/yordans11.jpg

Simbiosis pantano de Riaño y Yordas

http://sensacionesenlacima.blogdiario.com/img/yordans4.jpg

Hayas en el entorno del Yordas

ESPIGÜETE (2.450 m.) Sensaciones 2008

Escrito por sensacionesenlacima 12-10-2008 en General. Comentarios (2)

 

SENSACIONES EN LA CIMA

SI QUIERES VER TODOS LOS TEMAS DEL BLOG PINCHA AQUI

  http://sensacionesenlacima.blogdiario.com/rss2.xml 

 

 

 

SI TE INTERESA SABER MÁS SOBRE EL CURAVACAS, SENDA DE URSI, PISADAS DE ANIMALES ENTRA EN EL BLOG

 

http://sensacionesenlacima.blogdiario.com

 

 

 

 ESPIGUETE 2.450 M.

 PARQUE FUENTES CARRIONAS

CERVERA DE PISUERGA (Palencia) ESPAÑA

 


CLUB DE PESCA Y MONTAÑA

CERVERA DE PISUERGA

 

http://sensacionesenlacima.blogdiario.com/img/espiguetegrupo.jpg   

 

 

 Marcha de montaña, domingo  07/09/08

Club de Pesca y Montaña

Cervera de Pisuerga

 

EL ESPIGÜETE 2.450 M

 

El Espigüete es rocoso, arrogante, endiosado. Es uno de lo "ocho miles" de la montaña palentina; antes de subir a sus lomos contemplativos, nos regula el ascenso con pequeñas dificultades o satisfacciones a lo largo del recorrido. El espaldarazo del montañero aficionado, es coronar su cumbre.

El pasado domingo fuimos trece, podríamos haber sido treinta montañeros amantes de la naturaleza los que dejamos atrás el murallón rocoso, las pedreras, hasta alcanzar el collado, la cima principal.

Las pistas que remontan el Valle de Mazobres, sus cascadas, fueron testigos de nuestra partida.

Su inicio es suave, dulce, alfombrado. Entre las primeras rocas, manadas de rebecos hablan de libertad, saltan, brincan, corretean. No muy lejos, posiblemente el lobo nos acecha, sus patas plasmadas en el barro, su excremento en el camino, le delatan; en lo alto, muy alto, el buitre, el águila, dejados llevar por el viento, nos observan.

Sin gran esfuerzo, alcanzamos la Sima del Anillo; la piedra lanzada a su profundidad, nos devuelve el sonido del hielo desquebrajado, hace sentir los cien, los ciento cincuenta metros que tiene de fondo; nuestro sentido del oído, queda agradablemente satisfecho. La dosis de amargura la tiene reservada. Meses antes, en el invierno pasado, la joven esquía; alegre, contenta, baja, zigzaguea por las laderas; la joven, en la profundidad de la Sima del Anillo, hace de piedra. Sentimos el grito de la desesperación, nuestros tímpanos se rompen, nuestra impotencia, nos degrada.

El sol brilla, el azul cielo nos da alas para seguir ascendiendo; las líneas canaleto dibujadas en la piedra, observa Manolo, es el poder del tiempo, del agua, la horadada del viento; está rezumando la humedad, es el agua que ha tenido que caer no hace muchos días, prosigue el de Juanetes.

Sentimos el olor del te, del anís, del enebro. El Espigúete es un cúmulo de sorpresas. Ahora nos protege del sol con la sombra de su muralla rocosa; nos enseña su pedrera, patada para adelante, media para atrás; la montaña se inclina, techo pindio, dice Félix auto animándose; agarramos con fuerza la grieta de la roca, ascendemos; la dureza se prolonga hasta llegar al collado, avanzamos, nuestro esfuerzo, nuestro orgullo se ve compensado. Estamos en la primera cima,  nuestra vista se relaja, pantano de Arbejal, Ruesga, Compuerto, casi vemos Valcovero, Camporredondo, Pico Almonga, Peña Redonda.

Cresteamos hasta la cumbre principal. Aquí, se contempla la inmensidad.

Son las doce de la mañana, tres horas han transcurrido para realizar nuestro sueño. Ya estamos los trece en lo más alto del Espigüete. La foto da testimonio de ello, pero la verdadera foto la llevamos dentro; no hay viento, aire puro, azul cielo, horizonte claro, diáfano;  el pantano de Riaño, el Yordans, Pico Murcia, Internauta, Peñas Malas,  las Guadañas, las Lomas, las Agujas de  Cardaño, el Celestino, Tres provincias, El infierno, Peña Prieta, El Best, Curavacas; si, el gran  Curavacas, historia, poder, orgullo de nuestra montaña palentina.

Tortillas, jamón, chorizo, queso picón, chocolate, botas de vino. Miguel, en sus alforjas, dos botellas de rioja; nos sorprende como ha ascendido. Yoli, ofrece sin cesar bota y botella de vino. Todos levantamos el codo y Alberto, sus caderas maltrechas parece lubricar con este maravilloso líquido.

Hay que descender. Todos juntos cresteamos hasta la primera cima. El grupo se divide, siete bajan por la pedrera, hasta llegar a Cardaño de  Abajo; los otros seis bajamos por el filo de la arista noreste para llegar al aparcamiento de Mazobres. El recorrido es largo, hay que usar las manos de manera puntual;  los hitos, nos marcan los pasos, los bastones, la vara, tal vez molesten más que ayuden en la contraescalada.

Paramos, miramos hacía arriba, contemplamos la pirámide de piedra caliza blanca. Su grandeza impone, pensamos en los aventureros de los  invernales escalando en roca con hielo, esquiando, andando con los grampones.

Bajamos, seguimos descendiendo hasta las praderas, hasta el aparcamiento.

 

 

Alberto, Bugui,  Aichine, Yoli, Marian, Marisa, Manolo,  Teo, Teo Parador, Edu, Miguel, Félix, Yelli

 

Club de Pesca y Montaña

Cervera de Pisuerga

 http://sensacionesenlacima.blogdiario.com/img/espiguete1.jpg

 Bajada del Espigüete

 http://sensacionesenlacima.blogdiario.com/img/grandota.jpg

El Espigüete  2008 Cresteando por la via noreste para llegar al aparcamiento

 

 

http://sensacionesenlacima.blogdiario.com/img/todosespiguete.jpg

La cima del Expiguete 2008. Reponiendo fuerzas 

http://sensacionesenlacima.blogdiario.com/img/espiguete.jpg

El Espigúete 2.450 m. es rocoso, arrogante y endiosado 2008