Sensaciones en la cima... Teodoro Bustamante

Monte Higedo desde Riopanero-Montaña cántabra-burgalesa-

Monte Higedo desde Riopanero

Iglesia rupestre de Santa María de Valverde

   

-Montaña cántabra-burgalesa-

 (Siempre que regresas a la montaña encuentras algo diferente e interesante)

“Sensaciones en la cima”

“San martes”

28 de marzo de 2017

Recorrido:

  En coche vamos a la comarca de Valderredible que es donde se encuentra el Monte Higedo.

Pasamos por el pueblo de Polientes, Ruarrero y llegamos a Riopanero. De aquí partimos andando por una pista hasta llegar al aparcamiento de coches. (2,5 km) bajamos hasta la cabaña de la “Corva” y continuamos por el curso de rio Higedo que trascurre por un bosque de robles albar, hayas, acebos. Nuestra idea era llegar a la “Cabaña Hijedo” un palacete, pero desistimos porque se hacía tarde. Habíamos quedado a comer en el Restaurante la Olma de Polientes a las tres, Comimos muy bien.

De regreso visitamos la Iglesia rupestre de Santa María de Valverde.  Es única.

Recorrido fácil.  14 km.

Montañeros:  Alberto, Luis, Teo Hernan y Teo Busta.

Pequeña cascada. El agua cae, se precipita sobre la roca y escuchas un sonido mágico que te embelesa.

La iglesia de Santa María de Valverde, su hermosa espadaña, l

“Sensaciones”

 El robledal, un espectáculo. Sombras, rayos luminosos bajo sus ramas, cielo azul. Aquí está el río Higedo, sientes la vibración del sonido de sus aguas. Caminas por la senda que acompaña al río, vives una corta pero fascinante aventura.

Pequeña cascada. El agua cae, se precipita sobre la roca y escuchas un sonido mágico que te embelesa. La mente se recrea con este sencillo entretenimiento. Las imágenes quedan reflejadas en nuestra cámara.

Caminas a la orilla del cauce entre robles albar y hayas y sobre uno de ellos un jabalí con sus orejas izadas sestea. Cruzas el río y lo vuelves a cruzar y ves el agua rabiosa que golpea con violencia a la piedra. Gorgotea el agua, se convierte en espuma y busca desesperada su curso y lo encuentra. Zigzaguea y da vueltas y revueltas y sumisa corre hasta encontrar otra pequeña batalla que la enrabiete.

Y las aguas del río Higedo siguen bajando y las contemplas y escuchas su sonoridad. Es el mágico poder de este musical líquido, que agrada y que tal vez hayamos oído en otras ocasiones en otros arroyos, pero que siempre son diferentes y relajan como si fuera la primea vez,

Y atrás queda el robledal espectacular, las sombras, los rayos luminosos bajo sus ramas,

 Y nos acercamos a contemplar el arte rupestre de Valderredible. La iglesia de Santa María de Valverde, su hermosa espadaña, las tumbas excavadas en la roca. Una maravilla de arte rupestre.

La mente se recrea con este sencillo entretenimiento. Las imágenes quedan reflejadas en nuestra cámara

hayas y sobre uno de ellos un jabalí con sus orejas izadas, sestea.

Preciosa espadaña de la Iglesia rupestre de Santa María de Valverde

Y nos acercamos a contemplar el arte rupestre de Valderredible,. La han protegido con un tejado para evitar el agua.

Al principio el camino es ancho y agradable.

Y aparecen robles albar y  hayas

Ahí estaba, con su pelo alborotado, haciendo de puente.

Ves el agua rabiosa que golpea con violencia a la piedra. 

Es el mágico poder de este musical líquido

Gorgotea el agua, se convierte en espuma y busca desesperada su curso y lo encuentra.

Y atrás queda el robledal espectacular, las sombras, los rayos luminosos bajo sus ramas,


Comentarios

No hay ningún comentario

Añadir un Comentario: