Sensaciones en la cima... Teodoro Bustamante

Peña Otero (Desde Rebanal de las Llantas) Colocación del Belén-Montaña palentina

Peña Otero (Desde Rebanal de las Llantas) Colocación del Belén

-Montaña palentina -

 (Siempre que regresas a la montaña encuentras algo diferente e interesante)

“Sensaciones en la cima”

Domingo, 18 de diciembre de 2016

Recorrido:

  Desde Cervera de Pisuerga nos dirigimos en coche hasta el pueblo de Rebanal de las Llantas. Desde aquí tomamos la pista que conduce al chozo de la Espina hasta llegar a la Peña Otero donde colocamos el Belén e hicimos fiesta navideña-

Día claro, vistas panorámicas espectaculares, el Pico Curavacas soberbio.

La marcha fue sencilla, nos acompañó la ilusión por la naturaleza y la buena camaradería de los montañeros.

Comer, comimos muy bien en el Hotel Rural casa María de Ruesga.

Recorrimos 10 km.

Montañeros: David, Tomás. Carlos, Maripaz, Marian, Mª Ángeles, Carlos, Verena, Julio, Cabugui, Pepe, Gelo, Marisa, Alberto Marichu y Carlitos, Raúl, Teo.

CLUB DE PESCA Y MONTAÑA RIVERA-PISUERGA-CERVERA DE PISUERGA-       

Recientes huellas del oso pardo

 “Sensaciones”

El rocío sobre la hierba, hayas, robles, las huellas del oso marcadas sobre el barro, el rojo serbal debilitado por el cercano invierno. Son pequeños valores de la naturaleza que vamos captando en éste sencillo y agradable paseo., Charlar amistosamente, disfrutar del entorno, redescubrir nuevos y atractivos rincones, es nuestro secreto de relajación como senderistas.

Hemos alcanzado la loma desde donde ya vemos el chozo de la Espina. No tenemos prisa, desde esta elevación, contemplamos con la mirada la línea de montañas, la luz blanca reflejada sobre el muro del Pico Curavacas, la nieve de la cima. El paisaje, enriquecido por el cielo azul, se nos presenta grandioso.

Maquinas y confabulas tus propias figuraciones y das por hecho que puedes cumplir sueños. Atrás ha quedado el “oso de piedra”, y en el horizonte, un mar de nieblas.

Ya hemos llegado a la Peña Otero y, en la ranura de la roca, se coloca con la máxima delicadeza el Belén. Es fiesta, dulces, turrones, burbujas de champagne, ruidoso concierto navideño.

El rocío del pueblo de Rebanal de las Llantas..

La mirada al Curavacas

Hemos alcanzado la loma desde donde ya vemos el chozo de la Espina.

Aplica el secreto de la relajación

Aprecia los pequeños valores de la naturaleza

Da valor a éste sencillo y agradable paseo.

La naturaleza, la montaña es su vida.

El ímpetu de la naturaleza le desborda

Enseña y protege el mundo del senderista.

Una mirada limpia

Redescubren nuevos y atractivos rincones

Dan por hecho que pueden cumplir sueños.

El rojo serbal debilitado por el cercano invierno.

El paisaje, enriquecido por el cielo azul, se nos presenta grandioso.

Atrás ha quedado el “oso de piedra”,

La luz blanca reflejada sobre el muro del Pico Curavacas, la nieve de la cima.

Queremos captar la esencia de la naturaleza

y en el horizonte, un mar de nieblas.

Ya hemos llegado a la Peña Otero y, en la ranura de la roca, se coloca con la máxima delicadeza el Belén. 

Quien es más niño?

La candidez de un niño bueno.

Siempre queremos alcanzar la cúspide

El regreso


Comentarios

No hay ningún comentario

Añadir un Comentario: