Sensaciones en la cima... Teodoro Bustamante

Peña María 1.880 m. -Desde Triollo- Montaña Palentina


Peña María 1.880 m. (Desde Triollo)

-Montaña palentina -

 (Siempre que regresas a la montaña encuentras algo diferente e interesante)

“Sensaciones en la cima”

“San martes”

29 de noviembre de 2016

Recorrido:

  Desde Cervera de Pisuerga nos dirigimos en coche hasta Triollo -Ruta de los pantanos-

Desde aquí ascendemos por el camino del Párdigo. A la izquierda y abajo dejamos el refugio de “Los eros” y a la derecha el Pico Párdigo. Muy cerca están las antiguas minas de blenda.

Desde la parte más alta del camino giramos a la izquierda para ascender a la Peña de la Dehesa. Dejamos atrás la niebla y ya apreciamos vistas fantásticas y contacto con la nieve. De nuevo ascendemos, cumbreamos por la arista oeste hasta llegar a la cima de Peña María.

Es una marcha para tener una pequeña preparación física y una gran ilusión por la montaña, por la naturaleza y por la excelente comida y sobremesa en el Mesón El Molino de Vidrieros,

Recorrimos 15 km.

Montañeros:  Manolo, Alberto, Luis, Otto, y Teo.

Es un  paisaje insólito, fascinante.

Los símbolos y fortalezas de la montaña palentina, Curavacas, y el pico Espigüete pintados de blanco

   “Sensaciones”

Valles inundados de algodones, olas, islas, ballenas, tempestades. Es un  paisaje insólito, fascinante. No es imaginación, ni fantasía, está ahí, es la placidez, la serenidad y tranquilidad que trasmite, bajo un cielo azul, el mundo mágico de la niebla.

Y disfrutas de la singularidad y belleza. Crees oír el golpeo de las olas sobre la roca, contemplas las formas caprichosas de las nieblas, sientes el contacto de las primeras nieves y percibes el brillo blanco seductor. Ahora, asciendes por la arista pedregosa que conduce a la cima y este ocio divierte, y este simple acercamiento con la naturaleza, hace que los montañeros nos sintamos más que satisfechos.

Los tres perros que se invitaron a acompañarnos desde el pueblo de Triollo, corren, van y vuelven, esprintan tras los venados, se divierten y a nosotros nos entretienen. Y sigues caminando y sorprende el estruendo vuelo de la perdiz roja, muy asustada que se aleja. Miras el cielo azul y observas el majestuoso vuelo del buitre que se deja llevar por el viento.

Son las pequeñas y grandes “sensaciones” de este espectacular macizo montañoso de Fuentes Carrionas. Frente a nosotros los símbolos y fortalezas de la montaña palentina, Curavacas, y el pico Espigüete pintados de blanco. Y abajo, junto al pueblo, mi debilidad, los pomos del  serbal

 Para esta marcha partimos en coche desde Cervera de Pisuerga.

Sientes el contacto de las primeras nieves

Islas, ballenas, tempestades

Este simple acercamiento con la naturaleza, hace que los montañeros nos sintamos más que satisfechos.

Valles inundados de algodones, olas, islas, ballenas, tempestades

Diques que paran las olas.

Al fondo el pico Curavacas

Bajada de Peña María

Los pomos del serbal, mi debilidad. Les encontramos muy cerca de Triollo.


Comentarios

No hay ningún comentario

Añadir un Comentario: