Sensaciones en la cima... Teodoro Bustamante

La “Pareidolia” que llevamos dentro.- MONTAÑA PALENTINA



La “Pareidolia” que llevamos dentro.


Recopilación, a modo de curiosidad, de algunas de las fotos "pareidolias"  que hemos podido recoger en nuestras marchas por

la Montaña palentina.

4 de Septiembre 2016

Es un homenaje a nuestro compañero y amigo Fernando, que nos comentó la palabra "Pareidolia", la cual desconocíamos y que a lo largo de nuestras marchas hemos practicado.




"Sensaciones" 

                    La “Pareidolia” que llevamos dentro.


          Caminas y en el lugar más insospechado aparecen normalmente en la lejanía, formas caprichosas en los troncos, en las nubes, en las rocas. Son siluetas, imágenes, rostros, figuras de animales.

          Es divertido cuando se descubre esa percepción inmediata de nuestra mente y la practicamos cuando se presenta la ocasión. Percepción mezclada con la fantasía, tal vez fruto de la creatividad de la imaginación o tal vez de una desviación de la mente, esperemos que no sea nuestro caso, todavía no hemos llegado a que las rocas nos hablen, aunque hemos conocido y lo hacían muy bien, que se abrazaban a los árboles para sentir su energía.

         Lo nuestro se limita a la pura curiosidad, al divertimento y nos hemos dedicado estos días a la búsqueda de estas “Pareidolias” en diferentes marchas.

       Ante mi osadía os la presento, por si lo queréis ver, aunque es un poco largo y a veces aburridón y ya fueron publicadas en su día. Bueno, ahí están.




Imágenes de piedras durmientes.

Imaginación, ¿ves la cabeza del perro?

Cuestión de imaginación  en estas "Pinturas rupestres", animales o personas

Peña Umoma

y  crees ver lo que podrían ser pinturas rupestres y no lo son,

Arcos románicos, góticos ?

Tiene patas el pajarraco ?

En la cueva se puede ver un elefante. Patas en la cueva de la izquierda, lomo, trompa ¿?

Las formas de las rocas que dan pie a tu imaginación.

 Puede que la imaginación vaya más allá y veas al ave convertida en vieja, y la vieja convertida en roca.

De repente, la imagen de un enorme animal. Nos sobrecoge. Avanzamos con cautela. Al parecer, a lo lejos, se acerca un enorme oso. Su hocico, sus orejas.

En el camino, un claro rastro de huella de lobo impresa en el barro

Esto es  "arte moderno", muy trabajado. Sólo es contemplarlo para admirarlo- Es un trabajo de una  plasticidad increíble.

Es una poza con una composición de colores arbitrarios, pero sobresalen el verde y el turquesa, que trasmiten la fuerza del equilibrio y la armonía. 

Le das un valor sublime a la montaña al contemplar el paisaje lunar, al ver las lomas escarpadas y te sientes rodeado de misterio en esta panorámica del silencio.

Y Manolo me dice, mira “la flor madre del avellano” y yo veo una especie de gusano colgante de un color amarillo pálido.

Una huella de la garduña depredadora ¿?

Caminas, y sobre la tierra endurecida por la helada, aparecen huellas de pisadas del oso pardo. Es un área osera y no nos extraña.

                                           Al igual que ese arte impresionista en el hielo.

  Ahí, de frente y arriba, están “los gigantes de piedra” completamente iluminados y que bajaron del páramo y quedaron petrificados en las laderas sobre el cauce del Río Rudrón y que dan la bienvenida a todos los que pasan por sus dominios.

Y yo veía  acercarse un elefante ¿?

 Por el camino nos ha sorprendido gratamente ver en lo más alto, entre el aire y el viento, "el beso entrañable de la roca"; son dos bloques rocosos que se miran, se besan tiernamente entre pasión y afecto.

Sus colores verdes, grises y ocres de sus paredes y sus diferentes formas le dan un atractivo que enriqueces con la imaginación.

Por un momento, pareces estar en el país de los enanitos, peras muy pequeñas, perujos; manzanas muy pequeñas, maíllos, avellanas, bellotas

Cuadros otoñales

 Con el poder de la imaginación hace que tu cerebro procese y capte la emoción que trasmite el paisaje.

 Sabinas secas. Dicen que al anochecer, cuando no las ven, caminan por esos montes, con paso silencioso, con sus ramas desmayadas, con sus pocos pelos de hojas verdes. Es un misterio.

Dicen que al anochecer, cuando no las ven, caminan por esos montes, con paso silencioso, con sus ramas desmayadas, con sus pocos pelos de hojas verdes. Es un misterio.

Y salían de noche y se paseaban.

   Y nos sorprende un salvaje venado con su cornamenta apoyada sobre lo más alto de la roca. Estábamos ascendiendo a media ladera  por la cara sur a Peña Sol. No vemos su enorme cuerpo, ni sus pezuñas, sólo sus gigantescos cuernos. Nuestro compañero, está muy cerca, siente el peligro y con mucha cautela y fortuna, logra alejarse, evitando ser seriamente herido. Seguimos nuestra ruta, y ahí queda el venado inmóvil, asomando su cornamenta sobre la roca. Ilusión, fantasía, delirio, desvarío. Había un cielo azul intenso y sólo habíamos desayunado.

Era un venado ¿?

Muy cerca, como escondiéndose  estaba el hombre de verde. Camina encorvado, sigiloso, con su cabeza iluminada y sus largos brazos 

formas determinadas, imaginarias, eróticas ? una figura, a veces disparatada y que sólo  lo ve uno, casi siempre el mismo, pero es una pequeña diversión que nos permitimos. 

Y se veía una ardilla, perdón, tal vez mucha imaginación



   Y yo veía un lobo aullando - fruto de su imaginación- o es una gran cabeza ?

Figura para la imaginación.

Ja, ja, qué divertido, el osito panza arriba o vete a saber qué es?

Yo veía un elefante con su trompa en la copa del un árbol y apenas  había bebido

el “cristo del Espigüete” tendido sobre su ladera, es el “cristo del viento” o el " hombre de las nieves del Espigúete".

Fascina el detalle, su pelo caído, su frente, nariz y boca, sus brazos extendidos, su pecho. 

Piedra labrada, esculpida en la roca viva. Allí, arriba está tendido sobre su ladera. Fascina el detalle, su pelo caído, su frente, nariz y boca. Somos testigos privilegiados.

 Hemos pasado más de una vez junto a esta pequeña roca, no es una roca cualquiera, tiene dos caras talladas sobre la piedra. Que sí, la naturaleza tiene sus caprichos, esculpe,  modela, lo comparte y nos sorprende con estas obras fantásticas. El atractivo está ahí, lo encuentras, pones un poco de imaginación, lo disfrutas y gozas de estas obras sin necesidad de poseerlas. Y está ahí, es arte natural de montaña. 

El rostro en la roca ¿?

Figuras caprichosas,  grutas encantadas  y colgadas de las paredes, esto es el Cañón de la Horada. Abajo el  Pisuerga va abriendo paso a través de las rocas calizas.

el tiburón roca. Se ve ?

http://sensacionesenlacima.blogdiario.com/img/cue27.jpg

Escobas doblegadas por la nieve, parecen dunas blancas.



http://sensacionesenlacima.blogdiario.com/img/curav25.jpg

 picachos moldeados por las fuerzas de la erosión y protegida por la mano rocosa de Dios que con sus dedos apuntan al cielo azul.

http://sensacionesenlacima.blogdiario.com/img/rojos15.jpg

Una seta muy blanca, de forma fálica, dice keko que se llama coprinos, al parecer no es tóxica, ni venenosa, la gastronomía la tiene en cuenta para hacer una salsa extraordinaria; de todas las formas consultar a un técnico en setas. 

http://sensacionesenlacima.blogdiario.com/img/coriscao20.jpg

Hito bota de piedra en el Coriscao


http://sensacionesenlacima.blogdiario.com/img/coriscao22.jpg


  Hito bota piedra ¿?  o montaña de cañón del Colorado ? Es la bota anterior ?


http://sensacionesenlacima.blogdiario.com/img/celada14.jpg


Nuevas formas, ¿llama sentada?


http://sensacionesenlacima.blogdiario.com/img/ba2.jpg

Una de sus rocas es majestuosa, es “el espíritu del valle”, encarnado, el dedo de su mano derecha se recrea señalando al majestuoso Pico Espigüete

http://sensacionesenlacima.blogdiario.com/img/par1.jpg

 Una roca, una figura imaginaria, un perro, un oso. ¿?

http://sensacionesenlacima.blogdiario.com/img/cela10.jpg

Serpiente ¿?

http://sensacionesenlacima.blogdiario.com/img/AMA11.JPG

Junto al río, la foca morsa de piedra, esparruncada, tomando el sol nos saluda. ¡je¡ ¡je¡ ¡je¡ 

http://sensacionesenlacima.blogdiario.com/img/cur5.jpg

A la izquierda, la petrificada mano divina del Curavacas,  

http://sensacionesenlacima.blogdiario.com/img/asestil3.jpg

Peña Amaya emerge como una gran plataforma que flota en un mundo confuso de brumas en calma 

http://sensacionesenlacima.blogdiario.com/img/asestil9.jpg

Las crestas rocosas más altas se abren paso con fuerza en medio del oleaje, agua ¿?

http://sensacionesenlacima.blogdiario.com/img/cur8.jpg

 La bruja del Curavacas, ¿la ves? arriba, a la izquierda  ¿?

http://sensacionesenlacima.blogdiario.com/img/ante4.jpg

El "vigilante" del Cuchillón

http://sensacionesenlacima.blogdiario.com/img/escrita6.jpg

damos alas a nuestra imaginación, arriba, en lo más alto, gigantescos dinosaurios, de escamas duras, secas, petrificadas. El ojo de la Lastra


http://sensacionesenlacima.blogdiario.com/img/escrita12.jpg

damos alas a nuestra imaginación, arriba, en lo más alto, gigantescos dinosaurios, de escamas duras, secas, petrificadas, dan origen a dos aves que se picotean, es “el ojo de la Lastra” que nos vigila tomando diferentes formas.



http://sensacionesenlacima.blogdiario.com/img/mon20.jpg


bloques de nieve erosionadas por el viento en las que percibimos una especie de hojas fosilizadas.Pico el Moncayo



http://sensacionesenlacima.blogdiario.com/img/tejo2.jpg



su atractiva entrada, parece el orificio de una gran oreja, invita a explorarla.  El Tejo



http://sensacionesenlacima.blogdiario.com/img/SANMARTIN12.JPG


El tejo humano abstracto



http://sensacionesenlacima.blogdiario.com/img/pine13.jpg


hasta poder contemplar “la placa amarilla” estampada en el corte lateral de la “brecha muerta”; es un paisaje arquitectónico extraordinario, colores ocres, verdes oscuros, una luz suave, sobria la engrandece; Curavacas Norte.



http://sensacionesenlacima.blogdiario.com/img/curavacasmarzo197411.jpg

Curavacas 2.524 m. febrero año 1975 -dos simples piedras hacen de piolet ylos cramprones ¿?  a esas edades un poco irresponsables nos dejábamos llevar por las emociones  -Alberto y Teo-. improdencia ¿?



http://sensacionesenlacima.blogdiario.com/img/curavacasmarzo1974.jpg 

Curavacas 2.524 m.  febrero año 1975  -Teo-, pero llegamos

http://sensacionesenlacima.blogdiario.com/img/curavacasmarzo197410.jpg

Curavacas 2.524 m.  febrero año 1975  -Teo- En aquel entonces nuestra vista estaba en Pérez de Tudela

http://sensacionesenlacima.blogdiario.com/img/CURAVACAS9.JPG

Las otras caras del Curavacas, manos ? pies ?

http://sensacionesenlacima.blogdiario.com/img/MOJONRA24.JPG

Pico Cuchillón  2.172 m- códices apilados.



http://sensacionesenlacima.blogdiario.com/img/pa30.jpg

Al final, gracias a Gelo, fotografiamos al tiburón. el Calar. Boca y dientes no le faltan.




http://sensacionesenlacima.blogdiario.com/img/CURAVACAS7.JPG


 Vemos el caracol del Curavacas ¿?



http://sensacionesenlacima.blogdiario.com/img/curavacasmarzo19749.jpg

Vidrieros, que cielo azul, la montaña, la nieve nos esperaba. Qué veíamos en la cima nevada ¿?

Curavacas 1975

Alberto, Alfredo y Teo


http://sensacionesenlacima.blogdiario.com/img/MOJONERA8.JPG

Ribero pintado,una de nuestras maravillas de la montaña palentina 



http://sensacionesenlacima.blogdiario.com/img/MOJONERA6.JPG




http://sensacionesenlacima.blogdiario.com/img/MOJONERA10.JPG



 No me canso de contemplar el Ribero pintado





Que decias que es?






 bromea, la eleva sobre su cabeza y 
se inclina hacia atrás, abre la boca, hace 
el ademán de engullirle quedando reflejado 
en nuestra cámara.



http://sensacionesenlacima.blogdiario.com/img/sanmaarbolhumano.jpg



San Martin de los Herreros. Oct 2008 El arbol humano. Es un tejo y hay bastantes alrededo



http://sensacionesenlacima.blogdiario.com/img/yordans7.jpg



Enigma del Yordas Junio 2008




Observamos las sombras frías de las pequeñas colinas convertidas en pájaros voladores.

Observamos las sombras frías de las pequeñas colinas convertidas en pájaros voladores.

¡Ah¡ se me olvidaba. Hay unos canalillos o canaletos, que van de arriba abajo muy marcados sobre la roca, hay quien habla de la fuerza del agua, del viento. Al parecer la “leyenda” dice que son las huellas de las garras de los últimos osos que ascendieron al Espigüete.


Comentarios

No hay ningún comentario

Añadir un Comentario: