Sensaciones en la cima... Teodoro Bustamante

El Cadérano 1.329 m - el monte de las antenas- Montaña Palentina


El Cadérano 1.329 m - el monte de las antenas-

Montaña Palentina


(Siempre que regresas a la montaña encuentras algo diferente e interesante)

“Sensaciones en la cima”

16 de mayo 2016

La ruta, no tiene dificultad. Es sencilla. 17 Km.


Cervera de Pisuerga, pueblo de Vado, el monte de las Antenas – Monte el Cadérano 1.329 m. - Bajada por el bosque de robles y hayas del pueblo de Barcenilla. Cruzas la vía del tren. Abajo Quintanaluengos, Ligüérzana, Vado, Cervera.

Caminantes:  Alberto, Manolo, Luis, Fernando, Jesús, y Teo.



Al fondo el Pico Curavacas y ellos son los que son porque estaban ahí.

Campos labrados, Pico Curavacas

La espadaña de la iglesia de Vado

El bosque, el haya, la fortaleza, ¡ ay los años!.



“Sensaciones”



El Cadérano 1.329 m - el monte de las antenas-

Montaña Palentina



Huele a miel, huele a hierba recién cortada, huele a primavera.

El monte de las antenas, un molino de viento, un embalse, el pantano de Aguilar.

Desciendes por el bosque de robles, bajas entre las hayas por una torrentera. Encinas, avellanos. 

Pisadas sobre las hojas secas. Hojas secas que agonizan entre las ramas caídas. Hojas que fueron verdes, ahora olvidadas.

Campos verdes sembrados de trigo y alfalfa. Revoloteos. El gorrión, sonidos cortos de la grajilla y el herrerillo. Escandaliza el pardusco arrendajo.

Verdes, color intenso amarillo, blancos, violetas.

Plantas, escobas, brezos, flores, el árnica, la celidonia, la clavelina.

La vía de la vetusta Robla. Trabajadores vestidos de verde, amarillo.

El cortado de rocas, la espadaña de la iglesia de Vado. A lo lejos, entre el azul, nuestra montaña palentina nevada.










 


Tal vez la Celidonia


 Ascendiendo al monte El Cadérano


Un embalse, el pantano de Aguilar


Bajas entre las hayas por una torrentera. 

Los verdes de las hojas de las hayas.

Seguimos por la torrentera

Hojas secas que agonizan entre las ramas caídas. Hojas que fueron verdes, ahora olvidadas.

Hayas- El bosque de Barcenilla.

El bosque, el haya, la fortaleza, ¡ ay los años!. y más años que vivirás. Disfruta entre las hayas jóvenes.

Un molino de viento


Comentarios

No hay ningún comentario

Añadir un Comentario: